Aduanas|Almacenaje|Transporte Internacional

La logística afronta la última etapa del año con la vista puesta en la Navidad

A falta de dos meses para que comience el período navideño cada año la campaña se adelanta más. Una tendencia que convierte a los meses de octubre, noviembre y diciembre en los más fuertes del año frente a un enero que siempre apunta a una cierta decadencia. La campaña de Navidad 2020-2021 se espera que sea la más digital de la historia del comercio y cuyas ventas algunos portales se atreven ya a aventurar que se alcanzarán los 940.000 millones de dólares a nivel mundial. La crisis del COVID-19 y el período de confinamiento han sido el verdadero acelerador de un canal digital que va en aumento.

Muchos expertos coinciden en destacar que el sector logístico se va a tener que adaptar a la tendencia que impone entregas cada vez más rápidas y que supone políticas de refuerzo de plantilla así como incremento de la capacidad en los centros logísticos o almacenes.

En Operinter, con servicios exclusivos dedicados al e-commerce, ya hemos hablado alguna vez del comercio electrónico en tiempos de COVID-19. Siempre seguimos muy de cerca todas las tendencias ligadas al gran consumo que influyen directamente en las cadenas de suministro.

Logística de proximidad y digitalización

Distribuidores, fabricantes y operadores logísticos ya apuntan a que las ventas electrónicas y los servicios a domicilio van a ir ganando cada vez más protagonismo mientras que los establecimientos físicos van a ir disminuyendo en la actual coyuntura. De hecho las empresas prevén que, en los próximos meses, se configure más operaciones de proximidad y se consolide la digitalización de documentos.

Aumento de los costes

Estas nuevas tendencias tendrán consecuencias en la propia operativa de la cadena de valor con una logística más digital, ágil, flexible y eficiente. No obstante, y como contrapartida, muchos expertos consideran que los costes de almacenaje y manipulación se incrementarán. Los distribuidores también esperan un aumento de los costes del transporte, especialmente, a causa del incremento de los retornos en vacío en larga distancia y el aumento de las operaciones de última milla.

Comparte esta noticia