Aduanas|Transporte Internacional

La automatización de las terminales portuarias en la era de la globalización

Desde la puesta en marcha del primer contenedor marítimo (1956) hasta hoy la evolución del sector portuario ha sido destacada y notable. La utilización de nuevas tecnologías y herramientas como el GPS, la inteligencia artificial, la robótica o el Big Data han fomentado esa transformación sin precedentes. En el caso particular de las terminales portuarias, poco a poco, han ido aplicando sistemas para controlar procesos y maquinarias a partir de la instrumentalización de la gestión de datos o el control de las operaciones. Este proceso de mecanización ha dado lugar a las llamadas terminales automáticas, que, cada vez más, tienen mayor protagonismo en el mundo marítimo.

El primer precedente de este tipo de instalaciones en Europa tuvo lugar en Rotterdam en 1993. En una de las terminales del puerto holandés se introdujo un concepto revolucionario que permitía prescindir de estibadores en la manipulación de contenedores con lo que disminuía el riesgo laboral y aumentaba la productividad. Actualmente más de 60 puertos de interés general cuentan con terminales automatizadas o semiautomatizadas y, además, existen más de 100 proyectos de automatización de terminales de contenedores.

La automatización en el sector portuario, ligado al fenómeno de la globalización económica, supondrá un profundo cambio de paradigma y por eso, los grandes operadores logísticos, como es el caso de Operinter, tratamos de anticiparnos a esta coyuntura para afrontarla en las mejores condiciones.

Zonas geográficas

Por regiones, Asia actualmente concentra el mayor número de terminales de este tipo, que, principalmente se encuentran en Corea, China, Japón y Singapur.
La segunda zona con más terminales portuarias automatizadas o semiautomatizadas es Europa, principalmente, el norte (Rotterdam, Amberes, Hamburgo y Londres).

En la región del Mediterráneo hay que apuntar las terminales de Italia, España (situadas en Algeciras y Barcelona) y Marruecos (Tánger Med).
Finalmente en el continente americano también existen este tipo de terminales en Estados Unidos, México y Panamá.

Aspectos positivos de la automatización de las terminales

-Rendimiento operativo más predecible.

– Menores tiempo de escala para los buques, un dato que se nota especialmente cuando se trata de grandes portacontenedores.

– Aumento de la seguridad operacional y laboral.

– Mayor aprovechamiento del espacio disponible.

– Menores costes de mantenimiento ya que se puede anticipar los problemas ya que se tienen datos de la actividad.

Factores negativos

-Debe realizarse una elevada inversión inicial para llevar a cabo un proceso de automatización en una terminal portuaria de contenedores.

-La dificultad para incorporar y formar operarios especializados que sepan manejar esa maquinaria.

-La complejidad para monitorizar todo tipo operaciones y equipamientos en el día a día. Además actualmente no existen estándares, tanto tecnológicos como operativos para este tipo de terminales, con lo que la integración de procesos operativos es baja.

Comparte esta noticia